Enviamos a Canarias

¿Se puede perder peso sólo tomando cetona de frambuesa?

La cetona de frambuesa o raspberry ketone es un suplemento natural ideal para conseguir tus objetivos de perdida de peso. Si a este suplemento le combinas un ritmo de vida saludable, los beneficios pueden ser muchos mayores y duraderos.

Aunque la cetona de frambuesa es un suplemento quemador de grasas muy potente, es evidente que, si no adaptamos nuestro estilo de vida a uno más sano y cuidado, no conseguiremos rebajar el peso que nos marquemos o, no lo haremos de una forma muy rápida. Sigue los consejos que te damos a continuación y prepárate para lucir la figura que siempre has deseado combinando algunos consejos sencillos con el suplemento cetona de frambuesa.

Sigue una dieta sana y equilibrada

Ponerse a dieta no significa necesariamente tener que pasar hambre. Acostumbramos a nuestro organismo a comer raciones demasiado grandes y tenemos que reeducarlo para tomar las porciones adecuadas. La dieta debe ser rica en fruta y verdura, eso es todo lo contrario a escasa. Las verduras pueden prepararse de múltiples maneras dando como resultado platos realmente exquisitos. Tampoco tienes que renunciar al cien por de las grasas, consúmelas de manera moderada.

No improvises. Planifica tu menú semanal de acuerdo al consumo calórico que necesites. De esta manera siempre tendrás en casa lo necesario para preparar tus comidas, no tendrás que pensar sobre la marcha y evitarás caer en la tentación de preparar platos rápidos y calóricos. Además, elabora tu lista de la compra antes de ir al supermercado, no compres por impulsos. Y, sobre todo, ve a la compra sin hambre, evitarás comprar alimentos "prohibidos" o poco recomendables.

Desayuna algo nutritivo todos los días, para que tu metabolismo comience a trabajar nada más levantarte. Todos sabemos que el desayuno es la comida más importante del día, aporta energía y el cuerpo empieza a trabajar con él, haciéndonos perder peso de manera natural.

Cena ligero. Durante la noche, el cuerpo tiende a almacenar las grasas de los alimentos que tomamos, ya que pasaremos varias horas en ayuno.

Evita el consumo de grasas Trans. Estas grasas alteran nuestro organismo, alargando el metabolismo, por lo que hacen que nuestro cuerpo pierda su habilidad natural para quemar grasas.

Es muy importante que comas cinco o seis veces al día, pequeñas cantidades, en lugar de tres veces, mayores cantidades. No debemos reducir drásticamente la ingesta de calorías, ya que cuando el cuerpo nota que le estamos aportando menos calorías, tienda a reservar energía acumulando grasa.

Consume proteínas. Las proteínas te sacian durante más tiempo, a la vez que mantienen ocupado a tu metabolismo, ya que son más difíciles de digerir que los carbohidratos o las grasas. De esta manera aceleras tu metabolismo.

Y recuerda, sírvete en el plato algo menos de lo que creas que te vas a comer.

Una recomendación: incluye el té verde en tu dieta

Son múltiples los beneficios del té verde, pero los más conocidos son su poder antioxidante y su uso para acelerar el metabolismo. Estudios han demostrado que las personas que han incluido el té verde en su dieta perdieron peso de manera más rápida que aquellas que no lo toman. Esto se debe a que facilita la termogénesis y la oxidación de las grasas. La cantidad ideal sería de unas 5 tazas al día de esta infusión.

Realiza ejercicio físico

Seguir una rutina saludable no significa que debas cambiar radicalmente tu estilo de vida. Se trata de que empieces a generar hábitos saludables, de modo que los beneficios de tomar una súper fruta como cetona de frambuesa puedan ser mayores. Para ello, puedes empezar por salir a andar, a un ritmo más rápido del habitual y constante. Lo ideal sería que anduvieras al menos una hora al día, pero si no te ves capaz, empieza por 30 minutos. Ve marcándote metas, y al ver que puedes superarlas, tú mismo te motivarás e irás ampliándolas. Aprovecha este rato para desconectar de los problemas, oír música en el iPad, conocer sitios de tu localidad que no frecuentas o, si te animas a salir en compañía, ponte al día con tus amig@s. Poco a poco, aumenta el ritmo del paseo, hasta que consigas hacer parte del paseo trotando. No tengas prisa, esto te puede llevar algunos meses, pero no te desesperes, no podemos hacer en una semana lo que llevamos toda la vida sin hacer. Se trata de ganar fondo y una buena forma física.

Una vez alcanzada esta meta, conseguir un buen fondo físico, podemos pasar a practicar algún deporte o a apuntarnos al gimnasio. Elige bien, algo que te guste, para evitar dejarlo por aburrimiento.

Un truco muy eficaz es variar la intensidad del ejercicio, es decir, cuando andes, trotes, nades, etc., intercala períodos cortos (de unos 30 segundos) donde aumentes considerablemente el ritmo del ejercicio, luego vuelve al ritmo normal. Estas variaciones obligan a tu cuerpo a consumir más energía y aumentan la oxigenación.

Para bajar de peso de manera eficaz, es necesario que durante el ejercicio se consuman más calorías de las que tomamos con los alimentos.

Deja que tu cuerpo descanse.

Para poder seguir el ritmo de vida actual y que, además, nos queden fuerzas para realizar algo de ejercicio, es básico que nuestro cuerpo descanse de una manera correcta. No hay un número de horas de sueño considerado correcto. Hay quien necesita 7 horas y hay quien necesita 9 horas. Duerme bien por las noches, que al levantarte no tengas sensación de cansancio. Así, afrontarás el día con ganas y optimismo.

Si unes todos estos consejos, dieta sana, ejercicio y descanso, con la cetona de frambuesa o Raspberry ketone, estarás mucho más cerca de conseguir tu objetivo de pérdida de peso. No lo dudes y súmate a la vida sana.