Enviamos a Canarias

El abdomen después del embarazo: Cómo recuperar la figura

Después de dar a luz tu cuerpo no vuelve a ser inmediatamente como era. Tu tripa queda hinchada y parece que estás en los primeros meses de embarazo. Te damos algunos consejos para que recuperes y tonifiques tu barriga y vuelvas a lucirla sin complejos.

Recuperar la figura, sobretodo el abdomen, después del embarazo es muy complicado. El vientre se va inflando poco a poco como un globo, para dar cabida a nuestro bebé. Cuando el bebé nace, el globo no se pincha, sino que va perdiendo aire poco a poco, de manera constante. Esta labor puede llevar de unos meses a un año, dependiendo de cada mujer. Claro que todo resulta más sencillo si se siguen las pautas correctas y recurrimos a las fajas y bodies maternales adecuados.

Lactancia materna

Dar el pecho a tu bebé no sólo es bello y crea vínculos afectivos madre-hijo, sino que es muy beneficioso para la madre, sobre todo los primeros meses después del parto, ya que permite eliminar la grasa acumulada. La producción de leche materna conlleva una quema adicional de calorías para su elaboración. Esto hace que las mujeres que amamantan pierdan peso con más rapidez que las que no lo hacen.

Sin embargo, la mayoría de las mujeres declaran que les resulta prácticamente imposible deshacerse de los últimos 2-4 kilos. Algunos médicos afirman que el cuerpo se queda con esta reserva de grasa para garantizar la producción de leche.

Usa fajas postparto

Las prendas postparto especialmente las fajas tienen la función de ayudar a la zona abdominal a recolocarse con mayor rapidez, ya que aplica fuerza en la zona abdominal debilitada, y provoca una sensación más cómoda para la mujer. También hacen que los órganos internos y la piel se recoloquen más pronto, funcionando como un complemento para llevar mejor la etapa que sigue al parto.

El uso de estas fajas te hará sentir más cómoda y al sujetar toda la zona del vientre te permitirá verte más delgada.

Lleva una dieta sana

Para que una dieta sea catalogada como sana, debe consistir en una alimentación que sea equilibrada y de abundante variedad.

Una dieta baja en calorías puede ayudarte, pero concédele tiempo a la naturaleza y al ejercicio para que hagan el primer esfuerzo.

Espera al menos seis semanas (o varios meses si estás amamantando) antes de reducir calorías. Hacer dieta demasiado pronto después de dar a luz podría disminuir tu producción de leche y ocasionarte un mayor cansancio.

Y no sigas una dieta estricta: las mujeres necesitan un mínimo de 1.200 calorías diarias para mantenerse saludables, y la mayoría necesita entre 1.800 y 2.200 calorías por día para conservar su energía y buen humor. Para perder aproximadamente medio kilo por semana, tendrás que eliminar 500 calorías diarias, ya sea comiendo menos o incorporando más actividad física a tu rutina.

No olvides beber muchos líquidos al día, al menos dos litros. Así eliminarás grasas y permitirás una adecuada circulación.

Realiza ejercicio

Realizar ejercicio es la única manera de tonificar tu cuerpo y tu barriga, y conseguir que tenga el mismo aspecto que antes del embarazo. Debes practicar ejercicio, al menos, tres días a la semana. Antes de empezar a realizar ejercicio físico debes asegurarte de que tu cuerpo está preparado.

Correr es el ejercicio más completo y, además, te permitirá obtener resultados muy rápido. Debes correr al menos 30 minutos, ya que durante los 20 primeros el cuerpo no quema grasa.

Las abdominales son fundamentales para endurecer los músculos de la zona abdominal. Basta con hacer varias series cada día para conseguir resultados asombrosos.

El Pilates, yoga, aerobic... cualquier ejercicio es bueno para ayudarte a recuperar la figura.

Además de todos los consejos anteriores, también existen algunos pequeños trucos para lucir más delgada. Muchas veces elegir la prenda adecuada, el color de esta o simplemente el maquillaje nos puede ayudar más de lo que pensamos.