Enviamos a Canarias

¿Cómo ayudo a mi cuerpo a producir colágeno?

Descubre por medio de una alimentación variada ¡Cómo aumentar los niveles de colágeno en tu organismo!

¿Cómo ayudo a mi cuerpo a producir colágeno?

Hay ciertos alimentos cuyo compuesto ayudan a estimular la producción natural de colágeno en nuestro cuerpo ¿Cuales son?

La gelatina que tanto gusta a niños y a mayores está compuesta casi en su totalidad (casi un 90%) de la proteína del colágeno, y no sólo es deliciosa si no que además es un producto bajo en calorías.

¿Te gusta la fruta? ¡Estás de suerte! Además de los buenísima que es para la salud en general es otro de nuestros alimentos recomendados para incrementar la producci? Sencilllamente las frutas contienen s otro de nuestros alimentos recomendados para incrementar la producción orgánica de colágeno en nuestro organismo ¿Por qué? Sencillamente en la mayor parte de las frutas se contiene una alta cantidad de Vitamina C, y ésta es primordial a para llevar a cabo el proceso químico vital que propina la producción de colágeno en nuestro cuerpo. El proceso es sencillo, el paso de prolina en hidroxiprolina la lisina en hidroxilisina el cual está directamente relacionado con la forma del colágeno. Por lo que ¡Procura tomar mucha fruta y estimula la producción de colágeno de forma natural ¿Qué frutas me pueden ayudar? La naranja es la fruta estrella, seguida de limones, arándanos, kiwis, higos o fresas entre otras. ¡No olvidemos las vitaminas K! Otro vitamínico ideal para la producción de colágeno.

El alto contenido de azufre en alimentos como el apio, las aceitunas o los pepinos también sirven para estimular la creación de colágeno. Tomando azufre estarás escogiendo otra gran opción de incrementar la producción de esta proteína en tu organismo.

Los productos lácteos, ya sabes: Yogures, leche, mantequilla… Son otros repletos de proteínas con múltiples cualidades promoción para la producción de colágeno.

Dentro de este gama de lácteos La leche de soja o el queso son productos alimenticios de relevante importancia para el colágeno ya que en su propia composición integran isaflavona una materia derivada de la soja que posee efectos estrogenitos. En cristiano, es un magnífico contribuyente a la producción del colágeno.

Las legumbres que como las frutas son ya más que recomendadas en cualquier dieta o para simplemente llevar una alimentación saludable se encuentran también entre las seleccionadas para contribuir a la producción de colágeno. Procura hacerte fan del brócoli, la coliflor, la espinaca o la berenjena para lucir una piel más joven y bonita además de una mejora en tu línea.

Por supuesto, ¡No podía faltar el té! El gran conocido de poder desintoxicante resulta también ser una bebida de innumerables virtudes para el organismo, de entre las que se encuentra la prevención de la descomposición de colágeno en tu cuerpo. Gracias a su alta dosis en catequinas, ayuda a prevenir a tu organismo del deterioro del colágeno.

Siguiendo este último punto, de hecho te interesará saber ¿Qué factores pueden deteriorar el colágeno en tu cuerpo? Porque ahora que sabemos como podemos cuidar e incrementar los niveles de colágeno puro de nuestro organismo, también debemos tener en cuenta que lo contrario a un alimentación saludable o malos hábitos de vida pueden consumir nuestros niveles de colágeno además de las siguientes 3 características:

Exceso de azúcar nunca es bueno, pero como se le explicaría a un niño, respecto al contexto de colágeno, es sencillamente muy malo. Demasiada azúcar en la sangre puede desarrollar lo que se conoce como glicación, es decir, en la unión del azúcar y proteínas que crean nuevas moléculas que perjudican directamente a la proteína de colágeno. Y esto claramente favorece incrementar el deterioro del estado de la piel.

Para aquellos fumadores, que están escarmentados de escuchar lo nocivo que es el tabaco para la salud… ¡Darles otra mala noticia no es agradable! Pero efectivamente, las sustancias químicas que componen los cigarrillos encierran además de un daño continuo para los vasos sanguíneos, un constante deterioro del colágeno, y por tanto, de tu piel.

¡Ponte crema, incluso si no vas a la playa! Es la recomendación de muchos dermatólogos hoy en día, y es que la luz del sol, aún en invierno acecha a tu piel. Debes de tener en cuenta que aunque tu piel quede más bonita bronceada, los rayos ultravioleta son de los principales causantes de distintos tipos de cáncer además de provocar un envejecimiento prematuro de la piel, por medio del deterioro de la elastina, que causa la alteración de las funciones normales de nuestro organismo, descompensando la correcta producción de colágeno que se debe producir.

Ya has visto lo fácil que puede ser aumentar la producción de colágeno y por el contrario los factores que dañan esta misma producción de colágeno natural en tu organismo. Consumiendo distintos alimentos que están a tu disposición diariamente, añadiendo a tu rutina alimentaria muchos otros que aportan en si de forma natural colágeno en tu cuerpo puedes llevar a cabo una dieta equilibrada y saludable llenando tu organismo de esta proteína sin necesidad de tomar químicos y sustancias artificiales para la mejora de tu piel, huesos, cartílagos o músculos. Elabora tu menú e integra el colágeno en tu dieta diaria, aprovechándote de sus potentes beneficios.