Enviamos a Canarias

Mejorar tu condición física beneficia tu salud

El ejercicio puede ayudar a mantener un peso saludable y al retraso o prevención de las enfermedades. Está comprobado que las personas activas viven más tiempo y se sienten mejor.

Realizar ejercicio te ayudará a prevenir enfermedades

Un aumento de la actividad física o una mejora de la rutina de fitness es beneficioso para cualquier persona. Lo mejor es que elijas una actividad que te guste, empieza poco a poco y ve aumentando el ritmo gradualmente. La clave es encontrar el ejercicio que mejor se adapte a tu ritmo de vida, horarios y preferencias. Es fundamental que te resulte entretenido para que mantengas el hábito y no lo abandones. Te resultará más ameno si lo realizas en compañía

El ejercicio acelera tu ritmo cardíaco, así que si tienes algún problema o enfermedad que te impida realizar ejercicio, consulta con tu médico. Seguro que te ayudará a encontrar una alternativa segura para tu salud.

Los ejercicios más recomendados, sea cual sea tu condición física son caminar, nadar, correr, ciclismo y bailar.

Tan importante como el ejercicio en sí es el calentamiento antes de los ejercicios y los estiramientos después de cada sesión. El calentamiento consiste en estirar los músculos e iniciar la actividad con una intensidad baja e ir subiéndola poco a poco. Debe durar unos 5-10 minutos. Los estiramientos se realizan al finalizar los ejercicios, duraran otros 5-10 minutos. Puedes realizar los mismos ejercicios que en el calentamiento. Su función es dejar que el cuerpo se vaya enfriando, se relaje y el corazón alcance su ritmo normal.

Ejercicios para mejorar tu condición física

Cualquier persona puede realizar ejercicio físico. Éste debe adecuarse a su edad, dolencias, preferencias y horarios. Por otro lado, además del ejercicio, es imprescindible que sigas una dieta variada y equilibrada. La dieta y el ejercicio son pilares fundamentales para conseguir una buena condición física. Existen suplementos dietéticos naturales como el complemento Kre Alkalyn que te aportan una ayuda extra durante el entrenamiento, aportando vitaminas, aumentando tu energía, o disminuyendo la fatiga muscular.

Te damos algunos consejos que te van a ayudar a mejorar tu condición física:

  • Realizar una actividad física moderada (andar a paso ligero) durante 30 minutos al día, cinco veces por semana, puede disminuir el riesgo de diabetes, problemas de corazón o un ataque cerebral.
  • Caminar es una de las mejores formas de iniciar tu actividad física, es fácil,, no requiere equipamiento especial, ni horarios preestablecidos. Eso sí, debes hacerte el propósito de ser disciplinado.
  • Camina con suficiente velocidad como para aumentar tu frecuencia cardíaca. La mayoría de las personas puede cubrir unos 3 kilómetros o más en treinta minutos. Si este tiempo te parece un objetivo inalcanzable, comienza con menos.
  • Si no realizas ninguna actividad, quemas menos calorías, corres más riesgo de tener problemas de colesterol, azúcar en la sangre y presión arterial. Además, te resultará más difícil controlar tu peso. Recuerda que algo de actividad física siempre es mejor que nada.
  • Es importante que conozcas la cantidad de calorías que consumes y las que quemas con el ejercicio. Es necesario equilibrar las calorías que uno incorpora con las que uno pierde.
  • El ejercicio te da más energía y capacidad de trabajo, aumenta la vitalidad, ayuda a combatir el estrés, mejora la imagen que tienes de ti mismo, incrementa la resistencia a la fatiga y ayuda a combatir la ansiedad y la depresión.
  • La práctica de ejercicio físico es altamente recomendable si eres hipertenso, pues no solo produce una reducción de la presión arterial, sino que también es beneficioso sobre otros factores de riesgo cardiovascular como obesidad, diabetes y colesterol alto.
  • Es recomendable cualquier actividad aeróbica que haga trabajar muchos grupos musculares (caminar, correr, nadar, andar en bicicleta o practicar tenis). Los ejercicios, sobre todo aeróbicos, te ayudan a mantenerte sano y fuerte, a reducir el estrés, bajar de peso, prevenir enfermedades y, por supuesto, a vivir más tiempo.
  • Practica ejercicios aeróbicos combinados con entrenamiento de fuerza. El primero permitirá un mayor gasto calórico, mientras que el segundo fortalecerá los músculos, mejorará la postura e incrementará el metabolismo.
  • Si al realizar tu actividad, ves que te falta el aire y que el corazón late demasiado deprisa esto indica que debes bajar el ritmo. No podemos pasar de una vida sedentaria a una vida activa bruscamente. Tenemos que hacerlo paulatinamente.

Con estos consejos y realizando pequeños cambios en tu estilo de vida podrás mejorar considerablemente tu condición física y vivirás más y mejor.