Enviamos a Canarias

¿Cómo ser fiel a mi dieta?

¿Te cuesta muchísimo guardarle fidelidad a tu dieta? Si necesitas una ayudita para establecerte de forma duradera y efectiva, sin duda, ¡Tienes que echarle un ojo a estos consejos! y ¡Aplícate el cuento para vivir en armonía con tu régimen y ser juntos felices para siempre!

¡Socorro! ¿Necesitas consejos para permanecer en una dieta? ¿No puedes evitar las tentaciones? ¿Ansiedad? ¿Poca efectividad? ¿falta de constancia? Si tu fuerza de voluntad es mínima para llevar a cabo una dieta, creo que ¡urgentemente! necesitas de algunos truquillos para conseguir perder esos kilillos molestos… Pues bien, ¡Vamos a por ellos!

1. Evita la gula

Ese maldito pecado capital que define al glotón y así descrito en el mismo, es esa ansiedad desmesurada que se apodera de nosotros y nos lleva a consumir una ingesta, irracional e innecesaria cantidad de comida/bebida sin si quiera tener aganas de hacerlo. Evita esos días proclives en los que sientes especial debilidad por la comida ya que rescatando el concepto usado desde tiempos inmemorables, al pecaminoso de la gula por algo se le consideraba se le consideraba de un comportamiento destructivo. Y es que ¡Tu cuerpo se merece u cuidado ¡mímate, mímalo! con una dieta equilibrada sin excesos.

2. Evita los antojos

¿Te pirra el chocolate? Seguro que tras esa sana ensalada que te has tomado piensas ¡unas oncitas no hacen daño a nadie! ¡Así compenso! Mal , mal, ¡Error! Muchos esclavos de las dietas caen en la faena de estropearse el saludable menú por un vano capricho, y así se pasan siglos sin salir del bucle dietético en el que están metidos.

3. Café verde

No te preocupes, ¡Si tienes problemas para perder peso hay muchos productos naturales que pueden ayudarte! ¿Has oído hablar del café verde? Es el perfecto complemento alimenticio para acompañar tu dieta, ayuda al bienestar del organismo y gracias a sus propiedades naturales podrás adelgazar conservando tu energía.

4. Cansancio

Llegas a casa, agotado, y hoy toca…¿Pollo a la plancha? No te apetece cocinar, así que por un día que picotee, ¿no pasa nada? Si, que pasa, es una lástima que por tonterías así descuides lo que tanto te está costando, ¡Piensa en el esfuerzo que estás haciendo! Y procura dejar el menú preparado antes o cambiarlo por cambiarlo por algo que continúe tu línea dietética.

5. ¿Inconstante constancia?

Mañana empiezo otra vez mi dieta, pero ¿Eso dijiste ayer? Típico tópico amigo. Tienes que superar ese bache, ponerte las pilas y tomarte en serio tu régimen. Decirlo, una y otra vez no vale la pena, si no le haces frente.

6. Dieta sin ejercicio

No te preocupes, ¡Es el error común! Muchas personas creen que con tan sólo hacer un régimen estarán libres de grasa. Y de ahí, ¡la gran equivocación! Acompañar tu dieta con determinados ejercicios te ayudarán a perder la grasa que necesitas, cierto es, que como el músculo pesa más que la grasa, le gente tiende a pensar que no adelgaza e incluso que engorda. Pero sin embargo, lo que estás proporcionando a tu cuerpo, es mayor musculatura y por tanto, estar más fibrosa y pérdida de grasa, es decir, adelgazar. Aprende a combinar ambos y serás en cañón de la piscina!

7. ¡Sólo será esta vez!

¿Cena el viernes con los amigos? Si claro, una cenita, tras la semana de régimen… ¿Sábado de copas? Ya rompí el régimen el viernes, así qué… ¡Ya de paso el domingo pedimos pizza en mi casa! Si eres de estos sociables imposibles, uno; reduce esas salidas sociales, dos; el día que se te escape el régimen por un empache, recupéralo con extracto natural de café verde ¡Perfecto para acelerar el metabolismo y eliminar esas calorías extra de los excesos! Y así, volver a ejercer el control sobre tu dieta y tu peso. ¡Ahora sí! nada de perdidos al río, encauza tu dieta tras el desliz, que si no, de poco sirve el esfuerzo realizado durante la semana…

8. Falta de paciencia:

Perder peso rápidamente, no significa perder peso…Las dietas exprés son el condicionante de crearse una ilusión equivocada sobre la pérdida de peso real, porque no todo lo que reluce es oro, recuerda que aunque tu bascule te diga que en una semana has perdido 4 kilos no significa que se traduzcan en grasa, el líquido se pierde con facilidad, y es un engaña-bobos el pensar que estás más Delgado por pesar menos, y de ahí la terrible decepción al recuperarlo tan rápidamente.. Ten paciencia, no hay un receta mágica para esto. Ponte en serio, establécete un programa y procura perder un kilo a la semana que razonablemente tu cuerpo se acostumbre y poco a poco veas como es posible perder peso compaginado con una vida sana y saludable y el hábito de llevarlo a cabo.

En conclusión, ¿Quieres pertenecer al 75% de aquellos que tras hacer una dieta recuperan o superan el peso que tenían? ¿O quieres ser de los que ‘¡Siempre ha estado estupendo!’?

Quizá, con estos consejos, compruebes un proceso más lento para quitarte unos kilos, sin embargo es el idóneo para perder peso y que tu organismo se acostumbre a un tipo de vida saludable. Aquí te dejamos también unos consejos de Hábitos de vida que mejoran tu salud y bienestar para que por ti mismo consigas un cuerpo 10 de un modo natural y con el tiempo simple, por que recuerda que las dietas son un proceso de cambio para nuestro organismo y de lo que se trata es crear un estilo de vida saludable para quitarte por fin esos kilos y no recuperarlos de inmediato. Procura acostumbrarte a comer sano y hacer un poco de ejercicio para que a la larga crees un nuevo estilo de vida ya que la mayor parte de los regímenes en sí, no son más que cuentos chinos que al final no le hacen ningún bien ¡A tu salud!