Enviamos a Canarias

Cómo sacar más rendimiento a tu quemador de grasa

Los quemadores de grasa son un aliado para conseguir mejorar nuestra silueta, pero si esto lo combinamos con algunos consejos sencillos los resultados pueden ser maravillosos.

El uso de las pastillas quema grasas para adelgazar está cada vez más extendido. Si quieres sacar el máximo partido a tus pastillas quema grasa, no dejes de leer las sencillas pautas que te damos a continuación.

Controla tu dieta

Es algo obvio. Si quieres reducir de peso debes controlar lo que comes. Debes comer de manera equilibrada, en pequeñas cantidades, 5 - 6 veces al día. Por supuesto, nada de bebidas azucaradas, fritos, golosinas...En la medida de lo posible, evita los hidratos de carbono más allá de las 6 de la tarde. Tienes que disminuir el consumo de calorías y aumentar el de proteínas.

Consumir más proteínas tiene una fácil explicación:

  • Actúan como inhibidores naturales del apetito, saciándonos de manera rápida durante más tiempo.
  • Ayudan al crecimiento muscular, favoreciendo así la quema de calorías.
  • Tardan más tiempo en digerirse, por lo que también consumen más energía.

Toma antioxidantes

Los antioxidantes previene infecciones y enfermedades. Cuando perdemos peso, nuestro cuerpo se somete a un estrés que lo hace más vulnerable, por lo que es necesaria la ingesta de antioxidantes.

Además, consumir menos calorías también hace que aumente el déficit de vitaminas y minerales, fundamentales en la oxidación de la grasa corporal. Es por ello, que puede resultar recomendable consumir algún tipo de suplemento que contrarreste este déficit.

Realiza ejercicio físico

No nos cansaremos de decírtelo. Para perder peso, además de una dieta equilibrada y el uso de algún quemador de grasas, es fundamental que realices ejercicio regularmente.

Si no estás acostumbrado, empieza por salir a andar, con ritmo cada ves más alto. Intenta salir una hora todos los días. Cuando te veas capaz, trota. Intercala espacios de tiempo andando y trotando. Y sobre todo, intercala intervalos de distinta intensidad. Anda unos minutos y luego trota unos segundos. Vuelve a andar. Así sucesivamente. El echo de acelerar y reducir el ritmo hace que se quemen más calorías. Realizar ejercicio cardiovasculares, hace que quememos grasa de manera inmediata y además aumenta nuestra resistencia física.

Es importante también realizar ejercicios de fuerza, es decir, algo de pesas. No es necesario acudir al gimnasio, aunque sería lo ideal. Podemos realizar nuestras rutinas en casa, con mancuernas o utensilios domésticos que hagan las veces de mancuernas. Los ejercicios de fuerza aumentan la masa muscular a la vez que quemamos calorías. Hacer pesas tonifica, favorece la oxidación de las grasas y evita la antiestética flacidez. De modo que de forma natural y sencilla, puedes potenciar los efectos de los quemadores de grasa.

Descansa más y mejor

Parece una contradicción pero si quieres perder peso tiene que descansar bien. Las investigaciones han demostrado que la calidad de sueño influye en nuestro peso, y que dormir poco o mal es un factor de riesgo no sólo para la salud, asociado a enfermedades cardiovasculares, la diabetes, o la obesidad.

¿Cómo influye el descanso en la pérdida de peso? Cuando hemos descansado poco, nuestra capacidad de decisión se ve alterada, haciendo que durante el día elijamos alimentos con más contenido calórico, azúcares, etc. Además del hecho de que estar cansados hará que, seguramente, ese día no hagamos nuestra rutina de ejercicio. Doble fracaso, hemos comido mal y no hemos hecho ejercicio.

Por el contrario, si nos levantamos bien descansados, estaremos llenos de energía, con ganas de salir a andar o correr, comeremos de manera inteligente y responsable, tomaremos decisiones bien meditadas y afrontaremos el día de manera optimista.

Dormir es un lujo al alcance de todos, aprovechémoslo.

Al final, perder peso es cuestión de tener hábitos de vida saludables. Si además de estos consejos tomas un quemador de grasas garantizarás resultados más rápidos.