Enviamos a Canarias

Consejos para conseguir el trasero perfecto

Todas las mujeres tenemos un punto débil, una parte de nuestro cuerpo con la que no estamos muy contentas, que querríamos cambiar. Si para ti esa parte es el trasero, no dejes de leer este artículo, porque te vamos a dar los mejores consejos para conseguir unos glúteos más firmes y tonificados.

Los glúteos son dos de los músculos más grandes del cuerpo y como tales, debemos trabajarlos y muscularlos. Sin embargo, son los grandes olvidados. Nos pasamos varias horas al día sentadas, y si seguimos un estilo de vida sedentario, sólo conseguiremos un culo blandito, caído y nada atractivo. Te proponemos una serie de consejos para obtener ese trasero tonificado y bien torneado que siempre has deseado.

Sigue una dieta equilibrada

El culete es una de las zonas preferidas de la grasa para almacenarse. Por eso es fundamental que cuides tu alimentación.

Lo más importante de la dieta es que esta sea variada y equilibrada. No cometas el error de consumir muchas proteínas para ganar músculo (glúteos) rápidamente. Consume proteína magra (pollo, pavo, pescado), mucha fruta y verdura, para sentirte saciado durante más tiempo y cambia los cereales y el pan blanco por integrales.

No abuses de los hidratos de carbono. Evita los alimentos ricos en grasas saturadas, los azúcares refinados y el alcohol.

Realiza algo de ejercicio aeróbico

Este tipo de ejercicios te ayudan a perder peso, pero te recomendamos no abusar. Largas carreras, por ejemplo, además de ayudarte a perder grasa corporal, te harán perder volumen en los glúteos, que es justo lo contrario de lo que necesitamos.

Nuestro consejo es que realices HIIT, es decir, entrenamiento en intervalos de alta intensidad. Básicamente la idea de este entrenamiento consiste en mezclar periodos cortos de tiempo de un entrenamiento cardiovascular muy intenso, en torno al 80-90% de nuestro ritmo cardiaco, con otros periodos también cortos de una intensidad moderada o baja (50-60%).

Rutina de ejercicios para unos glúteos perfectos

Antes de comenzar con cualquier rutina de ejercicios recuerda calentar. Bastará con algo de ejercicio cardiovascular suave (bici estática, steps, correr, trotar) durante diez minutos.

Los mejores ejercicios para tonificar los glúteos son:

Zancadas: trabajan piernas y glúteos. Colócate de pie con las manos apoyadas en la cadera. Mantén recta la parte superior del cuerpo y la cabeza. Da un paso hacia adelante con la pierna derecha y baja el cuerpo hasta que la rodilla izquierda prácticamente quede en contacto con el suelo, procurando que la rodilla derecha permanezca en la posición de inicio y repite el mismo movimiento con la otra pierna. El ejercicio será más intenso cuanto más comprimas los glúteos. Realiza 3 series de 12 repeticiones. Descansa 30 segundos entre serie y serie.

Elevación lateral de rodillas: en una colchoneta apoya las rodillas y las palmas de la mano, luego deberás elevar la rodilla lateralmente sintiendo como se ejercitan tus glúteos y caderas (esta posición se asemeja a un perrito levantando la pata para hacer pipí). Realiza 3 series de 12 repeticiones. Descansa 30 segundos entre serie y serie.

Elevación lateral de lado: acuéstate de lado en una colchoneta y eleva la pierna del lado contrario del que estás acostada, hazlo 20 veces en 3 series en cada pierna.

Sentadillas: es uno de los ejercicios más eficaces para tonificar glúteos, pero para evitar lesiones, debes asegurarte de que las haces correctamente.

  • 1. Coloca los pies separados con una distancia similar a la anchura de los hombros, con la espalda recta y la mirada al frente.
  • 2. Después, sin que las rodillas sobresalgan de la punta de tus pies, flexiona la cadera y agáchate con los glúteos hacia atrás. Estos deben quedar por debajo de la horizontal.
  • 3. Levántate manteniendo la espalda recta y vuelve a la posición original. Ya está, sentadilla completada.

Igual de importante que el calentamiento son los estiramientos finales. Debemos tomarnos nuestro tiempo para realizar algunos estiramientos, sobretodo de la parte inferior que es la que más hemos trabajado, y así evitar tirones o lesiones.

Combate también la Celulitis

La celulitis depende de tu edad, tu estilo de vida, y tu tipo de cuerpo. Algunos consejos que pueden ayudarte a prevenir la celulitis son:

  • Muévete. El mejor amigo de la celulitis es el sedentarismo. Haz ejercicio, anda, corre, sube escaleras, haz lo que esté en tu mano.
  • Evita el alcohol y el azúcar.
  • Bebe mucha agua.
  • Evita el tabaco y el café.
  • Incluye la fibra natural en tu dieta, te ayudará a que tu cuerpo elimine los residuos de manera más fácil.
  • Aplícate productos cosméticos específicos, lociones y geles anticelulíticas, mejor si las aplicas con un masaje anticelulítico.

Con cinco minutos diarios de masaje anticelulítico notaremos grandes cambios en glúteos y piernas.

El masaje anticelulítico perfecto

Puedes realizar el masaje con un aceite para masajes o con un producto anticelulítico. Coge un poco de loción y frótala en tus manos para calentarla. El masaje debe realizarse siempre con movimientos ascendentes, que se dirijan al corazón (en el sentido del flujo de la sangre). Los movimientos deben ser suaves, sin producir dolor. Empezaremos por los pies, subimos por las piernas, muslos y glúteos. Mientras realizamos el ascenso vamos realizando movimientos circulares suaves ejerciendo solamente un poquito de presión. El movimiento se repetirá tantas veces como sea necesario hasta que la crema o gel reductor sea absorbido completamente por la piel.

Es importante que este masaje se realice una vez por la mañana y otra por la noche. Su frecuencia es fundamental para obtener resultados óptimos.